Porque el final, siempre es el principio de algo diferente!

Anécdotas, actividades divertidas y culturales, lecturas motivantes, ideas para aprovechar el tiempo y hasta sugerencias para ganar un dinero adicional utilizando el Internet ahora que estamos jubilados.

Mariposas Bajo la Lluvia

 Cuento dedicado a Michelle mi nieta:
(Recordando mis tiempos como educadora)

En un precioso jardín vivían tres mariposas, una blanca, una roja y una azul; les gustaba revolotear y jugar durante todo el día, eran verdaderas amigas y compartían alegremente el aire fresco y el abrazo de los rayos del sol.

Pero un día...

Empezó a llover, y las mariposas asustadas porque sus alas se mojarían corrieron a pedirle refugio a una hermosa rosa blanca quien les dijo que solo podría albergar a la mariposa de su mismo color porque era tan bella como ella.

La mariposa blanca rechazo amablemente la ayuda ofrecida porque pensaba... 
"Si no es con mis amigas prefiero mojarme"

Las tres mariposas fueron entonces a pedirle albergue a la rosa roja quien se expreso diciendo: 
"Solo podré proteger a la mariposa que tiene el mismo color que yo pues así se confundirá entre mis pétalos sin opacar mi esplendor.

Las otras mariposas le dijeron a la mariposa roja:
"Quédate aquí y protégete pues la lluvia empieza a arreciar, nosotras buscaremos refugio en otro lugar"... Pero la mariposa roja se negó a aceptar la ayuda ofrecida pues no quería separarse de sus compañeras de juego.

Sin saber que hacer y sintiendo las gotas de agua cada vez mas fuertes sobre sus delicadas alas se quedaron pensativas hasta que de pronto, la mariposa azul dijo:

¡Tengo una idea! Vayamos con el abeto, y las mariposas ni tardas ni perezosas volaron hacia él lo mas rápido que pudieron.

El viejo árbol las recibió encantado y las abrigo tiernamente entre sus espesas ramas hasta que paso la lluvia y volvió de nuevo a brillar el sol.

Desde entonces, el abeto es el árbol preferido por las mariposas  y especialmente de la mariposa "Monarca" que es la reina de todas las mariposas,  año con año , desde tierras muy lejanas como le es Canadá viene a visitarlo a su santuario ubicado en Michoacán, México .



Hasta la próxima.

Diana Reyes
Jubilada en Acción!




2 comentarios:

  1. Me ha gustado todo, pero querida amiga, me ha maravillado esas lindas mariposas revoloteando por esta página, te diré que me apasionan, tanto que tengo muchos cuadros pintados con ellas, algunos ya ni tan siquiera en mi poder, pero los que me conocen les gusta que firme con una de ellas. Esa es la razón por lo que me ha gustado el relato, precioso y el resto ya lo sabes.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Gracias tía abuela por este bonito cuento.

    Michi

    ResponderEliminar

Agradezco su comentario, para quienes escribimos en un blog siempre es grato recibir la retroalimentación de quien nos lee. Los comentarios spam serán eliminados.

Alto al Spam

Estimados lectores, el acoso de los spammers ha aumentado considerablemente por lo que debo tomar algunas medidas restrictivas. Por favor, procure que sus comentarios estén relacionados con la entrada, comente con su nombre y no ponga enlaces si no son relevantes, si lo hace, agradeceré que sean inactivos. Espero contar con su comprensión.